domingo, 8 de mayo de 2016

POR MAREA ROJA. Carta al Director. Dr. Renato Alvarado Vidal

El siguiente texto enviado al Diario El Llanquihue, por su autor; ahora me lo ha compartido también para insertarlo acá:

Sr. Director, espero que cuando se publiquen estas líneas ya se hayan calmado las aguas en torno al problema de la marea roja, lo cual me agradaría mucho, pero los motivos de inquietud, de honda preocupación, permanecerán.

Nuestra situación es como la de alguien que se ha contagiado de alguna plaga, pero en vez de aceptar que es uno más de los afectados por una epidemia, insiste en culpar a un vecino que le tiró un mal; en la Edad Media culparon a los judíos por la peste bubónica, ahora apuntamos a la industria acuícola, que sus culpas tiene, pero no en esto. Y el problema es que si no atinamos con el diagnóstico, menos lo haremos con el tratamiento y nos puede ir muy mal, como ahora.

Si alguien creía, o quería creer, que el cambio climático no nos tocaría, ahora tendría que darse por enterado, el calentamiento planetario es un fenómeno global y mucho me temo que irreversible; esto trae y traerá cambios en todo el medio ambiente. Los que somos de esta zona sabemos de los florecimientos de la quila y sus consecuencias, bueno, lo que estamos presenciando es lo mismo pero en el mar, florecen las algas y vaya uno a saber que otros cambios veremos en los próximos años. Lo concreto es que estos fenómenos han llegado para quedarse y más nos vale que veamos como enfrentar la situación sin agredirnos unos a otros; esta crisis la enfrentamos de la manera más absurda que cabe imaginar, si después de un terremoto saliésemos a hacer barricadas y a cortar los caminos, bien arreglados estaríamos; normalmente cuando ocurría una catástrofe nos movilizábamos para conseguir víveres y nos organizábamos para socorrer a los damnificados, esto era una respuesta solidaria y sensata, ahora no nos dimos la menor oportunidad de actuar de ese modo, ocupamos toda nuestra energía en pelear por el tamaño del “bono”; si estas situaciones se hacen habituales y reiteradas ¿vamos a responder siempre así? ¿amplificando el daño? ¿que se jodan todos porque yo tengo un problema? Mal futuro nos espera si va por ahí la cosa.

Flaco favor hacen los medios de comunicación si se hacen caja de resonancia de quienes insisten en que las causas de los floraciones de algas son locales, da lo mismo que en la encuesta el 99% crea que la culpa la tiene la industria, la realidad es otra y mucho más seria (en tiempos de Colón la encuesta habría dicho que la tierra es plana) mejor harían en ayudarnos a superar la ignorancia y la miopía, porque esta catástrofe ni es única ni será la última.

Renato Alvarado Vidal
Puerto Montt, 7 de mayo de 2016.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada