sábado, 13 de octubre de 2012

A MODO DE FINAL

   "Aquí quedé, mas,
         aquí no estoy"

  Revisando, como cada semana, la historia que les compartiría hoy, he constatado que -del material que tengo a mano-, ya no hay novedades. Las he compartido todas. Cada historia publicada, se las entregué cada sábado, desde el 29 de julio de 2010.

  Tengo muchísimo material en el Archivo Bibliográfico de Chiloé que, si logro rescatar, volveré para entregárselos. Por ahora, debo confesarles que desde aquel día de julio, hasta la fecha, hemos recibido a numerosos coterráneos que han venido desde algún punto de las numerosas islas de nuestro querido archipiélago a poblar esta tierra celestial, con gente bondadosa, como la nacida en nuestros terruños.

  Me han venido a contar tantos cambios, que cuesta imaginar mis escritos como parte del país de las mingas, los medanes, las tertulias con lo humano y lo divino que diariamente adornaban nuestras mesas a la hora del té, del mate; del invierno recogedor en la cocina o el fogón.

  Inicié estas publicaciones semanales con el "A modo de Presentación: Tuve un Sueño". Allí citaba generosas palabras de amigos entrañables:  Cataldo Martínez, Jaime Márquez Altamirano, Carlos Alberto Trujillo, Enrique Ramirez Capello. El día en que inicié el viaje físico final, tuve una recalada en mi querida Escuela Nº 1, o Escuela "Luis Uribe Díaz", como se la conoce hoy. En ella me desempeñé de comienzo a fin, durante todo mi ejercicio docente.

  Mi entrañable colega Ramón "Moncho" Cárcamo, mi primo también, me despidió con las siguientes palabras, y que hoy les comparto a modo de cierre de un ciclo, no sin antes decirles Hasta Siempre, queridos lectores:

" Señoras y Señores.:



             La Comunidad educativa de la Ex – Escuela Nº 1, hoy “Luis Uribe Díaz”, me ha encomendado la dolorosa misión, de dar el último adiós desde este lugar a quien fuera un maestro de maestros y que ejerciera la docencia desde que iniciara su vida profesional en esta Escuela, el querido y recordado maestro Mario Uribe Velásquez (Q.E.P.D.)

             Es un privilegio, aunque muy triste naturalmente, representar a nuestra querida Escuela en tan significativo momento, por cuánto, son tantas las personas que querrían hacerlo, como numerosos fueron sus colegas y más numerosos aún sus queridos alumnos, que hoy lamentan su partida.  Por eso estamos aquí; por eso es que hacemos este alto lleno de emoción, con mucho cariño, con gran respeto, para decirles a todos vosotros quien fue este gran maestro, este hombre íntegro, cuya estirpe de  caballero a todos enorgullece, este auténtico hijo de su querida tierra natal.
            Su vida fue una siembra permanente con sus alumnos, sus hijos y demás familiares, con sus amigos, como lo fuera también en las diferentes instituciones a las cuales perteneció.
            Su formación de maestro normalista, lo llevó a incursionar por diferentes senderos, no sólo en lo profesional, sino también en cuanta institución de bien público existiera. En resumen, voy a tratar de hacer una semblanza de este gran hombre que tanto entregó en su paso por esta vida, sirviendo en forma desinteresada, entregando sus sabias enseñanzas, con cariño, con mucho amor, con gran elocuencia, regalando valores que predicaba con su ejemplo.
Y será sólo una semblanza, porque necesitaría horas para referirme a sus bondades, a sus virtudes y a los desvelos de este hombre bueno, que supo ganarse el aprecio, el cariño y el respeto de quienes compartieron sus labores como maestro, como amigo, como persona.

Nació en Castro un 28 de Noviembre de 1929. Hijo del matrimonio formado por Doña Dolores Velásquez y Don Luis Uribe Díaz, distinguido educador cuyo nombre lleva actualmente nuestra querida Escuela. Sus estudios primarios los realizó en Achao, los Secundarios en el entonces Liceo de Niñas de Castro, para recibirse como Profesor Primario de la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez, de Stgo. Ejerció la docencia durante toda su vida profesional en esta escuela a contar del 1º de marzo de 1951 y hasta 1986, por largos 35 años, cuando se acoge a una merecida jubilación.
            Para ti, querido maestro, gratitud y recuerdo… palabras simples que representan el ejercicio de la más noble cualidad humana y el acto de intromisión que nos permite tener presente a los seres queridos como una especie de prolongación indefinida de su existencia.
            Sus inquietudes lo llevaron a prestar sus servicios en diferentes campos. Fue así que sirvió como libretista y locutor en Radio Chiloé, con programas literarios y culturales.
            Fue corresponsal de diversos medios tales como: “El Mercurio”, “Las Últimas Noticias”, “La Segunda”, “La Prensa de Osorno” y “Tribuna de Castro”.
            Perteneció al grupo de amigos de la Arqueología, para ser posteriormente Director del Museo Regional Municipal de Castro, desde donde diseña y crea el Parque Municipal, que en su concepción contaba con una sección de estudio y salvataje de las papas de Chiloé, diversas especies arbóreas autóctonas, zoológico de la fauna chilota y del villorrio, que permitan conocer y perpetuar las costumbres y tradiciones de nuestra Isla.

 -          Promueve y lanza el proyecto del Parque Nacional de Chanquín, en la zona costera oriental de Chiloé, hoy Parque Nacional Chiloé bajo la tutela de CONAF.
-          Participa en la organización del Museo de las Costumbres de Chonchi, Miembro fundador de la Asamblea de la Civilidad y de Codepu, filial Castro, Presidente y Fundador del Centro para el Progreso de Castro.
 
            Su espíritu humanista, su sensibilidad social, lo lleva a integrar el primer Directorio de la Cruz Roja de Castro, fundada el 19 de Mayo de 1959.
            Fue Presidente y Fundador de la Asociación Gremial de Profesores A.G.E.Ch., filial Casto.


 -          El Deporte no fue ajeno a su quehacer. Siendo aún muy joven; es jugador fundador del Club Estudiantes, que naciera a la vida deportiva, como Deportivo Estudiantil, ocupando diversos cargos directivos durante varios años.
En 1973, como dirigente deportivo, integra la comisión que se encargara del Nacional de Fútbol Amateur de brillante cometido del año 1974, donde nuestra representación ostenta por 1ª vez el título de Campeón Nacional. 

 En la amplitud de su alma cabrían todas las ideas nobles y todos los sentimientos generosos.
-          Su obra y su ejemplo sobrevivirán derrotando a esa muerte más definitiva que es el olvido,  porque como alguien afirmaba “La muerte de los hombres superiores les permite alcanzar una nueva dimensión de la personalidad que los aproxima hacia el hombre definitivo y eterno”.

            Sus dones de hombre de bien, de maestro, de hijo agradecido de su querida tierra chilota, tenían también alma de poeta y de escritor. Su ágil pluma fue variada y rica, abarcando ámbitos diversos, pero siempre teniendo un norte; destacar la vida y costumbres de su tierra natal. Entre sus publicaciones destacan: “Crónicas de Chiloé”, “Cronogramas de Castro en el Siglo XX”, “Guía para conocer Chiloé” y “Manejos de Recursos del Mar en Chiloé”.
De la revista “Surcos”, publicada con motivo del Centenario de la Esc. “Luis Uribe Díaz”, en 1986 fue su Director y autor de varios artículos.
Escribió en Revista “Quepuca”; en “Andanzas, Mariguanzas y Jodiendas” del Conjunto Folklórico de Castro, en Revista Cultura, En revista “En Viaje”, en revista “Chiloé”, en revista “El Chucao”, por nombrar las más relevantes…
 
-          Señalaba que sólo sería una semblanza de la vida de nuestro querido maestro que hoy recorre otros caminos desconocidos e incomprensibles para la mente humana, porque no tendría las palabras para interpretar detalladamente su vida y su obra, como Uds., el tiempo suficiente para escucharlas. 

Me resta expresar a su distinguida esposa Florisa, a sus hijos Marisol, Lucho (César) y Marcos, a sus nietos y demás familiares, nuestras más sentidas condolencias, recordando que en estas horas de dolor y congoja el hombre siempre debe seguir luchando contra la adversidad…
-          Al final del camino, una puerta se abre.  


Como colegas, profesionales de la Educación, te despedimos Maestro Mario, con un llanto consolado por las acciones y pensamientos preciosos que adornaron tu persona. Para ti, todo el calor fraterno, toda la paz y toda la esperanza.

Maestro Mario, Descansa en Paz"

Votar esta anotación en Bitácoras.com

2 comentarios:

  1. Qué final! He leído varias de las crónicas, y siempre me dibujaban una sonrisa por el amor con que fueron hechas. Un ejemplo de labor.
    Gracias por compartirlas.

    Saludos entrañables, como siempre, desde City Bell, que labra mi ser...

    Emiliano

    ResponderEliminar
  2. hoy en Nercón se ha asomado el sol , a ratos con timidez , tu nieta Aitana que hoy tiene 11 años, toca su violín y porfiadamente ensaya una partituta de Behtoven y yo con hartos años más y cansada, decido hacer un alto , agarro el computador , escucho a los chicos de la orquesta juvenil Islas al sur ( ¡cómo los hubieras disfrutado
    !)y en donde tu nieta integra la orquesta inicial, abro el notebook y me sacude esta sorpresa (ya sabía , pero no contaba con una reconto de tu despedida final)...entonces recorro el camino final, el canto de GERVASIO en la iglesia emocionadamente cantado por el amigo Carlos Guala ...y los pasos que nos llevaban con pena asumida y cansada a veces por tu larga enfermedad ,te puedo decir que tus seis nietos siguen tu camino de bondad y excelencia , algunos siendo grandes estudiantes ,cantan y componen sus temas han sido dirigentes estudiantiles , escriben y disfutan de la vida y cosntruyen su camino poco a poco en senderos húmedos de sombría humanidad a veces o de tibios amaneceres que hubieses compartido y alentado en luchas y dialéctica , tu nieta mayor ya te ha dado a tí y mamá tres biznietos y tu querida Flory sigue disfrutandolos como a tus hijos y nietos, ella esta bien y participa de cuanto actividad cultural puede asistir, tal vez para recordar y sentir tu prescencia en lo que porfiadamente te empeñabas en construir arriesgando integridad , descanso , pero siempre pensando en cómo hacer perdurar lo que sabías era difícil de mantener y que magistralmente escribistes .Quedará esa ausencia ,se había transformado en una bella rutina abrir el computador el lunes en la mañana y encontrarte con una crónica que era como un puntapié de alegría ...entonces volveré a rendirte mis homenjajes callados, mis besos silenciosos...mi abrazo imaginario cada noche y sentir que estas en cada rincón , esos que amo profunadamente y que guardan mis anhelos simples, buenos , honestos,y solidarios , esos que nos señalastes de manera clara y tierna.Entonces tu sonrisa abarca toda mi casa y toda mi alma . siento que me hace guiños y me habla de tus latidos , de tu escarcha , de tus dias de soledad y espera...y siento que aun queda tiempo de deberes, amores , de vivir en plena alegría y me acompaña tu imagen clara y paternal.

    ResponderEliminar